domingo, 8 de diciembre de 2013

TENKARA,FLY CAST….experimento….y muchos peces….

SAM_0479

En el día de ayer,recibí una invitación de mi compañero de pescas,Jorge,para concurrir al arroyo El Soldado.Partimos temprano en la mañana,con un buen tiempo,y pronóstico de altas temperaturas.Al llegar al tramo que se relevó en pescas anteriores,notamos que el agua se encontraba bastante cristalina y con su nivel normal.Jorge procedió a armar su equipo de Fly occidental para intentar la pesca de Tarariras y yo,por mi parte comencé armando una caña telescópica de procedencia asiática de 4,5 metros de largo,muy sensible y liviana,posiblemente concebida para pesca en modalidad Seiryu (se usan cañas aún mas finas y sensibles que las de Tenkara),línea de fluorocarbono,un líder de monofilamento de 0.20 mmm y atada en el mismo una mosca que nunca había usado anteriormente fabricada en japón y que hacía muchos años dormía en una de mis cajas de mosca:

SAM_0525

Los primeros intentos se sucedieron en forma infructuosa por parte de ambos,Jorge cambiaba y probaba otras moscas,ya en busca de Cabeza Amarga o Dientudos.A los Cabeza Amarga los observábamos claramente en el agua límpida y con ayuda de lentes polarizados,que seguían la mosca,casi hasta nuestros pies,pero no la tomaban.Debo acotar aquí que una característica de estos peces,por lo menos en esta zona,es que nunca se sabe con certeza cómo responderán.Hay jornadas ,como la de ayer,que siguen la mosca sin tomarla,hasta que quizás encontremos un patrón que dispare el ataque,como sucedió hace dos o tres temporadas,que sucedía lo mismo,y en determinado momento vimos que debajo de cualquier piedra había infinidad de pequeños cangrejos,acompañados de otros adultos-son similares a la páncora del sur Argentino-sólo esa temporada observamos tal cantidad,por lo que Jorge colocó una imitación de ese crustáceo que tenía y efectuamos una pesca memorable tanto en cantidad como calidad.Sin dudas en esa oportunidad su comportamiento estaba influenciado por esas circunstancias ambientales.También se han dado días de pesca con ese comportamiento de seguir las moscas y no tomarlas,hasta que se encuentra un patrón que dispara el pique pero luego de dos o tres piezas logradas,vuelven a su indiferencia exasperante.También ha ocurrido,en contadas veces,que toman cualquier engaño,de cualquier tipo y/o color desde el principio y durante toda la jornada.Volviendo a la pesca de ayer,estaban con esa actitud indiferente,y no lográbamos descifrar la causa,sólo quizás podria ser la abundancia de alimento con qué contaban,ya que se observaban innumerables cardúmenes de pequeños alevinos de Mojarras y otras especies forrajeras,alimento habitual de ellos.Sin dudas,atacan no solo por hambre,sino por irritación,competencia o por su instinto de predador,pero no encontrábamos nada efectivo en esta oportunidad.De tanto probar,Jorge puso el ya mítico cangrejo de la pesca pasada,y tuvimos una leve esperanza,ya que concretó dos o tres capturas de Cabeza Amarga de buen porte,pero luego volvieron a su indifencia inicial.Ante esto,decidí hacer un experimento poco ortodoxo,tiempo atrás había leído en una página Web de USA,que para la pesca de determinadas especies de esa zona como el Bluegill (similar a nuestra Chanchita o palometa)pequeños Bass y otros pequeños o medianos peces incluídos la Trucha,usaban para desencadenar el ataque una hélice o pequeña cucharilla,similar a los clásicos spinner,intercalada en el típpet cerca de la mosca.Hacía poco tiempo atrás había conseguido una pequeña cucharilla niquelada nro.0 y pensando en lo leído en ese artículo,había hecho un pequeño montaje con un alambre,perlitas o mostacillas,la cucharilla y un micro esmerillón:

SAM_0526            SAM_0527

Decidí probarla con el mismo equipo que estaba usando,es decir de Tenkara y la misma mosca.En el artículo decía que la mosca debía atarse a unos 10 o 15 cmts del adminículo-lo que así hice-ya que la vibración de la cucharilla efectuaría el disparo del pique y éste se concretaría en la mayor parte de los casos en la aparente y desvalida mosca que navegaba detrás.

SAM_0528         SAM_0532

No lo podía creer,pero en el primer lance obtuve un Cabeza Amarga pequeño y luego sucesivamente 4 o 5 más pequeños y medianos,podía ver claramente cómo seguían varios la cuchara y luego se peleaban para tomar la mosca,incluso algunos de ellos mordían la cucharilla…

SAM_0434            SAM_0435

SAM_0436           SAM_0437

SAM_0438

Seguimos avanzando por el cauce del arroyo y siguió dándose la constante de la jornada,el pique al armado híbrido que estaba experimentando,incluso también de un Dientudo mediano.

SAM_0458           SAM_0459

SAM_0460

Jorge seguía cambiando moscas y de tanto en tanto obtenía algún ejemplar de Cabeza Amarga,que,también cabe mencionar estaban en muy buen estado físico,y daban una espectacular pelea con los equipos livianos,con corridas,borbollones y saltos.

SAM_0464

SAM_0451

SAM_0466       SAM_0467

Decidimos seguir avanzando por el cauce y bordeando el mismo llegando a zonas que nunca había visitado yo,sí lo había hecho Jorge hace unos años atrás.Se sucedieron grandes lagunas unidas por zonas bajas y aguas rápidas,cubiertas en sus márgenes por una abundante y espectacular flora indígena acuática y terrestre,verdaderamente un paradisíaco lugar.

SAM_0476         SAM_0478

SAM_0479      SAM_0480

SAM_0482

SAM_0496         SAM_0499

SAM_0501       SAM_0505

SAM_0506

SAM_0518          SAM_0521

SAM_0522

En cuanto a pesca en esa zona,siguió rindiendo en forma espectacular el tandem cucharilla-mosca.Capturé en total mas de 30 Cabeza Amarga en tanto que Jorge abandonó su equipo de Fly cast y armó el de Tenkara,logrando en forma esporádica algún ejemplar.

SAM_0453           SAM_0445

SAM_0442         SAM_0455

SAM_0456        SAM_0457

SAM_0472       SAM_0473

SAM_0489

SAM_0490      SAM_0491

SAM_0492

SAM_0502      SAM_0503

SAM_0504     SAM_0508

SAM_0509     SAM_0510

SAM_0513-1

SAM_0514        SAM_0515

SAM_0516

A esta altura,alrededor de la hora 14.30,satisfecho con la pesca,sin dudas memorable,pero fisicamente destruído por la intensidad de la misma,con un sol implacable de cerca de 30 grados celsius,y varios kilómetros recorridos con el equipo y los vadeadores puestos,decidí poner fin a la misma y en vista además de tener que desandar los kilómetros que habíamos hecho arroyo arriba hasta llegar al vehículo.Jorge decidió hacer un tiro más con el equipo de Tenkara,logrando un ejemplar de Dientudo mediano,que dió estupenda lucha.Al acercarlo a su posición,sorpresivamente,cuando casi estaba por tomarlo con la mano,apareció raudamente un ejemplar de unos 2 kg de tararira que con sus fauces armadas con poderosos dientes,dió una tremenda dentellada al Dientudo,casi partiéndolo al medio,efectuando seguidamente una veloz corrida,seguida por un acrobático salto,que puso a prueba la integridad de la caña de Tenkara,que siguió resistiendo doblada al máximo.Yo mientras tanto intentaba extraer la cámara fotográfica para documentar el dramático momento,cuando la tararira decidió poner fin al espectáculo,efectuando otro poderoso salto,despidiendo por los aires al infortunado Dientudo,quien ya estaba muerto,casi partido en dos y conservaba la mosca en su boca.Luego de unos momentos para reponernos de la emoción vivida en forma tan inesperada,lentamente comenzamos el retorno……mientras yo iba agradeciendo en silencio haber podido disfrutar un nuevo día de pesca con un gran amigo…….

SAM_0481