jueves, 7 de octubre de 2010

CUENTO:LA MOSCA INFALIBLE


-->
1 El llamado
Una sala grande con piso entarugado de madera clara. Un escritorio en ele de madera oscura algo curvado en el frente. En su lateral, un teclado, una pantalla de plasma, un scanner y una impresora con papeles alineados. El teléfono de principios de siglo adaptado a la modernidad de la tecnología no mostraba ninguna alteración en su diseño. Se destacaba el color negro mate del cuerpo, los bronces pulidos del disco y el auricular impecable. Un sillón bordó, de cuero con respaldo y cabecera, enfrentaba la mesada a una ventana con balcón que bañaba de luz el ambiente.
Al costado, sostenidos por apliques de bronce varios tubos cubiertos con telas de cordura verde oliva, bordó y crudo contenían una veintena de cañas de dos tramos. Por la mitad, una de bambú con un viejo reel Hardy quitaba uniformidad al cañero horizontal.
Al lado, un antiguo bargueño de vidrios biselados en vitraux romboidales mostraba vasos bien diferenciados en sus estantes. Vasos anchos de Whisky con un viejo escudo escocés en sobre-relieve emitían luces azules desde el macizo de sus bases, los mas altos, quizás los mas usados, coronaban una de las plataformas, los vasos de cognac de dos tamaños se destacaban con su forma panzonas cargada de estilo, copas de champagne, de las chatas y de las largas, copas de vino y de agua. El mueble continuaba abierto en un pequeño bar con dos o tres marcas de Whisky, un Cuantreau por la mitad, una botella de Beefeter, varias de Martíni seco y una de Dubonet que era el vermouth preferido de su mujer ya fallecida.