sábado, 10 de julio de 2010

EL MANEJO ADECUADO DE LA CAPTURA Y SUELTA







Arrojar al agua sin más el pez pescado,no es la filosofía adecuada de la captura y suelta.Nuestra intención no puede ser otra que el devolver a su hábitat totalmente sano al pez en cuestión;de nada servirá devolverlo con la certeza de que morirá en el intento.Por eso resulta muy importante considerar previamente el material que debemos llevar. Buscaremos siempre el equipo mas liviano posible,de acuerdo a la pesca que vayamos a desarrollar,aunque ello nos coloca una dificultad mas en el momento del pique,para efectivizarlo.Pero,considerándolo con atención-¿no consiste en eso la pesca deportiva?-en establecer una "lucha" con el animal,en la que ganaremos unicamente si logramos extraerlo del agua,por medios lícitos y deportivos,sin pensar en matarlo.




Uno de los elementos mas importantes que debemos tener en cuenta al elegir el material adecuado para la captura y suelta,es el anzuelo.Cualquiera que practique la suelta,tiene que saber que el anzuelo mas apropiado es el que no lleva arpón,o aplastárselo con un alicate,puesto que el nivel de mortalidad que provoca es muy bajo.Además,y por el contrario de lo que muchos piensan,debemos saber que la no presencia de arpón no provoca la pérdida de la pieza durante la pelea,por el contrario,su comportamiento es basicamente el mismo que el del anzuelo con arpón,si bien el daño es mucho menor para el pez y por tanto resulta imprescindible su uso si nuestro fin es el de devolverlo al agua en las mejores condiciones.También cabe acotar que contribuye a nuestra seguridad al minimizar los riesgos si por accidente,muy común,se clava en alguna parte de nuestra sufrida anatomía.
También,aparte de la herida que provoca en el pez el uso de anzuelos con arpón,debemos saber de que la extracción del mismo se complica enormemente,aumentando de forma considerable,las posibilidades de que el pez sufra un daño irreversible durante el proceso.Otro punto a tener en cuenta,aunque la vida útil de la mosca se reduce,es tratar de no usar anzuelos de acero inoxidable,puesto que tienen la desventaja de que si se corta el nylon de pesca y estos quedan dentro del pez,no se disolverán con los ácidos estomacales que produce,algo que sí sucede con los anzuelos estañados.Saber extraer el anzuelo del pez,resulta fundamental,si nuestro objetivo es el correcto,devolverlo al agua para que continúe viviendo.Por eso es bueno tomar nota de los siguientes consejos,válidos para todas las técnicas de pesca con anzuelo:
*En caso que el anzuelo se encuentre enganchado al labio,será la situación mas sencilla.procediendo a la extracción simplemente con unos alicates.No hará falta sacar al pez del agua.
*Si el pez a tragado la carnada(común con carnada natural)lo mejor será cortar la línea lo mas cerca posible de la boca,dejando al pez suelto.El mismo podrá expulsarlo o en su caso,el anzuelo se disolverá,por supuesto,como decía antes,si no usamos anzuelos de acero inoxidable.Lo que nunca haremos si el pez ha tragado la carnada,será tirar de la línea,puesto que corremos el riesgo de que el anzuelo se encuentre en el esófago o los intestinos y al tirar provocaríamos daños irreparables.
*Cuando el anzuelo se encuentre en la boca,en las agallas o en la garganta y resulta visible,lo quitaremos valiéndonos de unos alicates.
*En caso de que el anzuelo se haya enredado en las agallas,la situación será mas complicada,puesto que se trata de la zona mas delicada.Si el anzuelo no está provocando sangre,podremos intentar cortarlo con un alicate,para luego extraerlo con mas facilidad.Cuando esto no es posible,dejaremos el anzuelo y cortaremos la línea lo mas cerca posible de él.

Otro tema importante a tener en cuenta,es el uso de los cebos adecuados.Durante los últimos años muchos han sido los estudios realizados en Estados Unidos y Europa acerca de este tema y en general son coincidentes en señalar que el cebo que mas daño produce,conllevando en la mayoría de los casos la muerte del pez,es el cebo natural.Estos estudios han resultado tan excluyentes en este tema,que hay muchos que opinan que el cebo natural debería prohibirse en todos aquellos lugares en los que exista reglamentación que inponga limitación en los tamaños de la pesca,puesto que con la utilización del cebo natural,se corre serior riesgos de no poder devolver al agua un pez que no cumpla la medida,ya que habrá sufrido daños irreparables.En cuanto a los cebos artificiales,el porcentaje de mortalidad es mucho menor.Evidentemente,habría que diferenciar entre unos señuelos artificiales y otros,si bien,y entre todos ellos cabe destacar la mosca artificial,que según los estudios realizados,es la que provoca por lejos,la menor mortalidad.Las diferencias entre unos cebos artificiales y otros,se basan principalmente en el tamaño y cantidad de anzuelos que emplean en cada caso.Los señuelos que usan un solo anzuelo simple y sin arpón,son los ideales.Además de ésto,si queremos devolver vivo al pez,es mejor considerar lo siguiente:Trataremos de traerlo lo mas rápido posible,procurando no agotarlo totalmente y evitando en lo posible,que quede panza arriba.Sólo lo sacaremos del agua cuando resulte necesario.Cuando lo hagamos procuraremos que sufra lo menos posible.Nunca lo suspenderemos por la línea,de la mandíbula inferior o de las agallas,ya que ésto produce mucha tensión sobre zonas peligrosas,pudiendo causar daños fatales.Por ello nunca es recomendable sacar del agua peces de gran tamaño.Al sacar un pez del agua,colocaremos la mano debajo del vientre,agarrándolo suavemente.De esta forma se podrá observar,como en muchos casos los peces permanecen quietos durante un buen rato.Procuraremos por todos los medios en esta extracción,evitar que el pez se golpee contra las rocas.Una vez fuera del agua,protegeremos su piel,procurándole la humedad necesaria.Resulta imprescindible disponer de un lugar adecuado para colocar el pez mientras procedemos a extraer el anzuelo:una toalla mojada puede ser un buen sitio.Por supuesto,nos mojaremos convenientemente las manos antes de manipularlo.Trataremos de no tocarlo en las agallas,su parte mas delicada.Al tocarlo en el resto del cuerpo,desprenderemos su mucosa protectora y el pez queda expuesto a enfermedades y parásitos,por lo que conviene actuar lo mas rápido posible,ni mantener al pez fuera del agua ni un segundo mas de lo extrictamente necesario.A la hora de devolverlo,no se debe arrojar sin más.Lo correcto es,dentro del agua,sostenerlo por el vientre y la cola con ambas manos,ayudándole a salir nadando.Debemos colocarlo contra la corriente para que pueda respirar.Si no hay corriente,lo moveremos hacia atrás y hacia adelante,ritmicamente,para que respire.No lo empujaremos,dejaremos que reaccione y esperaremos a que quiera irse.Mientras no trate de escapar,no hay que soltarlo.Hasta la próxima y buena pesca y devolución.



Justificar a ambos lados

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Muchas gracias por visitar este Blog y comentar.Sus comentarios pertinentes serán bienvenidos.